🥇 Consejos para elegir nombres de dominio en Internet

Consejos para elegir nombres de dominio en Internet

Por Óscar Bartolomé

Si algo define un blog o una página web y sin lo cual no podría existir es el dominio. Aquí te explicaremos los tipos de dominios que existen, cómo y dónde registrarlo y en qué basarte a la hora de escoger un nombre u otro, siempre pensando en lo mejor para el SEO.

Lo primero que solemos hacer cuando decidimos crear una página web es elegir un dominio. El precio es, sin duda, un factor a considerar. Hay muchos portales para registrar dominios. Uno de los más conocidos es DonDominio, que destaca por su buen servicio, excelente buscador y tarifas competitivas (yo no me llevo comisión, que conste). Sin embargo, hay otros muchos elementos a valorar a la hora de elegir nuestro dominio, sobre todo si ponemos el foco en el posicionamiento web SEO.

Éstas son algunas de las dudas más habituales que suelen surgir en el proceso de elección y mis consejos para hacértelo más fácil.

¿Nombre de marca o palabras clave?

Hay bastante debate y controversia sobre este asunto. Aunque cada vez menos, las keywords en el nombre del dominio siguen teniendo un impacto positivo en el posicionamiento web. Sin embargo, Matt Cutts, John Mueller y otros CEOs de Google nunca se cansan de repetir el mantra de que los dominios EMD (Exact Match Domain), o de concordancia exacta, irán perdiendo fuerza paulatinamente hasta no representar ninguna ventaja, cosa que todavía está por ver.

Aparte de eso, los dominios EMD tienen otro inconveniente: al coincidir la URL con las palabras clave para las que queremos posicionar, corremos el riesgo de sobreoptimizar el texto ancla y, como consecuencia, ser penalizados por el algoritmo Google Penguin. Dicho con otras palabras, con un dominio de concordancia exacta es mucho más difícil variar el anchor text del modo en que aconseja Google para mantener un perfil de enlaces sano y natural.

Por el contrario, escoger un dominio con tu nombre de marca no ya sólo te previene de futuros cambios en el algoritmo de Google (lo que hoy es ventajoso mañana puede ser perjudicial), sino que te ayuda a reforzar el branding y la identidad corporativa, y, no menos importante, es mucho más fácil de recordar. Tal es el caso de la agencia de diseño web en Bilbao Abrelink.

En resumen, y simplificando, la primera opción es más Grey Hat SEO y la segunda más White Hat SEO. Con la primera rankearás mejor y más rápido, aunque si tu dominio es nuevo, por muy bien trabajado que tenga el SEO On-Page, casi con toda seguridad pasará un tiempo en el Sandbox de Google antes de despegar en las SERPs.

Así que debes pensar: ¿me merece la pena coger este atajo? Dependerá de tu estrategia de Marketing Digital y de cuánto quieras trabajar tu marca. Un dominio EMD quizá sea bueno para una landing muy enfocada a ventas y conversión, pero no para el sitio web principal de una empresa.

¿Punto es o punto com?

La elección de uno u otro dependerá de si nos dirigimos a un mercado internacional o nacional. El TLD (Top Level-Domain) .es tiene un impacto positivo (aunque mínimo) a la hora de posicionar en España, así que si nos movemos en un ámbito local o estatal, haremos bien en registrar un dominio .es.

En cambio, si nuestro mercado es global, el .com será una mejor opción, pues es el primer dominio de nivel superior que primero rastrea Googlebot por defecto.

Huelga decir que hay otros TLDs como .org y .net, por ejemplo, que cumplen su función específica (organizaciones, networks), pero aquí me ciño a los casos más comunes.

Asimismo, también existen TLDs para Comunidades Autónomas como .eus (Euskadi) o .cat (Cataluña) que nos pueden interesar si sólo vamos a dar servicio en ese ámbito geográfico. Eso sí, conviene recordar que estos dominios salen más caros y suelen estar sujetos a ciertos requerimientos, como utilizar y promover su lengua oficial.

¿Con guiones o sin guiones?

Hasta hace poco era bastante habitual usar los guiones medios (nunca bajos) en los dominios formados por dos o más términos o entidades. Sin embargo, la tendencia actual es más proclive a no separarlos con ningún signo gráfico.

Sea como fuere, Google es capaz de distinguirlos, lleven guiones o no. Ahora bien, si optamos por usarlos, lo máximo son dos, pues nunca deberemos introducir más de tres palabras clave en la URL del dominio. De lo contrario, estaremos sobreoptimizándolo, y eso puede ser conflictivo para Google.

¿Incluir la ciudad en la URL del dominio?

Si nuestra actividad empresarial está muy centrada en una ciudad y no nos importa, o incluso nos interesa, que nos vinculen a ella, una opción muy recomendable es incluir dicha ciudad en la URL del dominio junto con una palabra clave o el nombre de marca. Sin duda, esto nos ayudará a rankear mejor en las SERPs para búsquedas locales (y el SEO local cada vez tiene más repercusión). Un ejemplo de dominio de marca geolocalizado sería el de la agencia de diseño web Vigoindesign.

¿Por cuánto tiempo debería registrar un dominio?

No hay una norma establecida para ello, pero sí conviene saber que Google valora positivamente los dominios registrados por más de un año, al interpretar que el propietario no tiene intención de hacer spam.

Por otra parte, y a falta de confirmación oficial, la antigüedad del dominio es un factor que influye en el posicionamiento web.

¿Y si quiero registrar un dominio expirado?

Puede ser que el dominio que queremos registrar sea un dominio expirado. Esto significa que ha tenido otros dueños y otros usos, lo cual puede ser positivo o negativo.

Antes de registrar un dominio expirado es muy recomendable analizarlo, ver su historial y comprobar que no haya sufrido penalizaciones, porque en tal caso, las heredaremos. Con Wayback Machine podemos observar cómo ha ido cambiando ese dominio a lo largo del tiempo, lo que nos dará una idea del buen o mal uso que han hecho de él.

Tampoco estaría de más analizarlo con alguna herramienta SEO como Ahrefs o Majestic para chequear sus métricas (PA, DA, Trust Flow, Citation Flow) y, sobre todo, sus backlinks. Si vemos que tiene un alto porcentaje de anchor text en caracteres chinos o tipo Viagra, haríamos bien en desconfiar. En cuestión de dominios expirados, no todo lo que reluce es oro.

A menudo los dominios caducados también se utilizan para transferir autoridad y enlaces a otro dominio, o para crear una Red Privada de Blogs (PNB), también llamados blogs satélites, pero estas prácticas lindan con el Black Hat, por lo que entrañan un riesgo.

Los dominios expirados mueven su propio mercado. Cuando son valiosos se subastan y pujan por ellos. Una de las páginas web más conocidas para comprar dominios caducados es Expired Domains. No obstante, habiendo tantos compradores, encontrar bicocas es sumamente complicado.

También hay herramientas SEO como Xenu’s Link Sleuth o Screaming Frog que sirven para crawlear sitios web con las que resulta fácil encontrar dominios expirados.

¿Existe alguna posibilidad de recuperar un dominio expirado?

Sí. Los dominios tienen asignada una fecha de expiración, transcurrida la cual entran en un período de gracia (que en el caso de los .com es de 42 días, y en los .es, de tan sólo 10). Dejarán de estar operativos, pero aún se pueden renovar al coste normal.

Si tampoco se hace uso de la renovación durante dicho intervalo, pasarán al período de castigo (30 días para los .com), donde todo será más caro y dificultoso. La última etapa será el período de eliminación (5 días), cuando quedará finalmente liberado y cualquiera podrá registrarlo.

Espero que estas recomendaciones os hayan ayudado a elegir vuestro nombre de dominio.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar